El carácter material del producto implica que, a diferencia del servicio, éste cuente con un código de referencia y un modo específico de tarificación (unidades, longitud, peso, superficie o volumen); vaya asociado a un fabricante, tenga unas determinadas características físicas y esté regularizado, en caso de afectar el stock, por un inventario que controla el número de unidades almacenadas.

Puedes acceder al listado de servicios y productos accediendo al menú Servicios y productos.

¿Encontró su respuesta?